"En el amor, en la cárcel o en el hospital, recordemos que afuera hay otros mundos".

Adolfo Bioy Casares




Hay amores

Me gustaría decir que he visto de casi todo, pero no es así. Lo que sí es verdad es que he visto amores que me han sorprendido demasiado.

Recuerdo mucho un fragmento de la canción "Hay amores" de Shakira  que dice así: "Hay amores que se vuelven resistentes a los daños, como el vino que mejora con los años, así crece lo que siento yo por ti." Lo recuerdo a menudo porque conocí a una persona que es como Jay Gatsby y Florentino Ariza al mismo tiempo. Esta persona se separó hace muchos años de aquella mujer a quien amaba, y sigue amando pese a que ella ya tiene un hijo y una vida hecha. No importa cuánto tiempo ha pasado desde eso y lo que ha sucedido: él la ama y sigue esperándola. 
Jay Gatsby se dedicó a amasar una fortuna para recuperar a Daisy, la mujer con que tuvo un amorío cuando era joven. Cuando Gatsby regresa por ella, ella ya está casada. Algo así sucede con este personaje que conocí: desde que volvió a su país se entregó de lleno a hacer una pequeña fortuna la cual ha estado acrescentando a lo largo de estos años desde que volvió. En el fondo, sé que muy en el fondo mantiene la esperanza de volver con ella. Cuando lo conocí parecía que ya estaba dejando pasar eso, pero me equivoqué. "Hay amores que se esperan al invierno y florecen y en las noches del otoño reverdecen tal como el amor que siento yo por ti". En verdad admiro ese amor que parece no sufrir el desgaste del tiempo, que parece tan fresco como cuando inició. Eso me recuerda a un fragmento de El secreto de sus ojos, en el cual Benjamín Espósito habla sobre el amor:
"Usted no sabe lo que es el amor de ese tipo, conmueve. Es como si la muerte de la mujer lo hubiese dejado ahí detenido para siempre, eterno. Tenés que ver lo que son los ojos de él. Están en estado de amor puro, ¿usted se imagina lo que debe ser un amor así? Sin el desgaste de lo cotidiano, de lo obligatorio." Tal parece que es así este amor del que les hablo.

Me cuesta entender cómo alguien puede seguir amando con esa intensidad pese al paso del tiempo, pese a las circunstancias, aun cuando la persona amada está lejos, o está muerta. Pero existen esos amores: yo los he visto, pero no los he vivido.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Traduce a tu idioma aquí:

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Acerca de la que escribe...

Mi foto
Cuando ustedes se acuestan cansados/as apagan la luz y se vuelven de cara a la pared. Yo siempre he tenido encendida la luz de mi alcoba. Sólo conozco el color del muro en las madrugadas.

**Nota

En esta nota declaro que las entradas marcadas con dos asteriscos (**) no son de mi autoría y/o son recopilaciones de distintas fuentes.


Gracias.

La hora en México...

"Yo acabaré, que me entregué sin arte
a quien sabrá perderme y acabarme..."

Garcilaso de la Vega

Rodolfo Morales

Cien años de soledad...

"Pero la india les explicó que lo más temible de la enfermedad del insomnio no era la imposibilidad de dormir, pues el cuerpo no sentía cansancio alguno, sino su inexorable evolución hacia una manifestación más crítica: el olvido. Quería decir que cuando el enfermo se acostumbraba a su estado de vigilia, empezaban a borrarse de su memoria los recuerdos de la infancia, luego el nombre y la noción de las cosas, y por último la identidad de las personas y aún la conciencia del propio ser, hasta hundirse en una especie de idiotes sin pasado."

Personas coincidiendo en tiempo y espacio

Personas coincidiendo en tiempo y espacio

El secreto de sus ojos

El secreto de sus ojos
"El tipo puede cambiar de todo: de cara, de casa, de familia, de novia, de religión, de Dios... pero hay una cosa que no puede cambiar: no puede cambiar de pasión."

Lectores

Around the world

free counters