"En el amor, en la cárcel o en el hospital, recordemos que afuera hay otros mundos".

Adolfo Bioy Casares




Aversión a las iglesias y posterior reconciliación

 20/09/11

 Aversión
A uno no le dan a elegir ni el nombre, ni la religión. 
Yo no quería llamarme Mariana, es un nombre común, pero comienza a agradarme. A decir verdad ya no es tan común, porque hoy en día las personas están empeñadas en ponerle nombres exóticos a sus hijos (¿¡Aniv.de la Rev!? ¿¡Robocop!? ¿¡Brayan!?), yo tengo una compañera llamada Bangladesh, pero bueno...
En cuanto a la religión, (ojo, no le estoy tirando mierda a la religión) yo me considero una "mal católica" o tal vez ni me considero católica, pero supongo que desde el momento en que te bautizan eres ya de la religión, ¿no? Bueno, nótese mi ignorancia respecto al asunto.
La cosa es que le comencé a tener aversión a la iglesia (no porque tuviera al diablo adentro jajajaja) desde que me obligaron a ir al catecismo, varias veces quise desertar de hacer la comunión, me saltaba las clases hasta que mis padres nos descubrieron a mi hermana y a mí. Y es que en verdad no aprendí nada sobre el catolicismo, lo único que hice fue aprenderme las oraciones. Cuando les preguntaba a mis padres por qué debía hacer la comunión me respondían "porque es tu deber como católica". ¡Carajo! Yo ni siquiera quería ser católica, para empezar yo no creo en Dios, y en el catecismo nunca me dejaron claros mis "deberes como católica". Aprenderte las oraciones, los pecados capitales, las virtudes, los mandamientos, ir a misa cada domingo, etc., no fue suficiente para mí y llegué a tener un vacío espiritual que persistió hasta hace unos pocos años. Por estas causas le tuve aversión a la iglesia como institución religiosa (además de que el catequista que me "instruyó" resultó ser un pedófilo ¬¬'). Llegué a forjarme el pensamiento de que no necesitas pertenecer a una religión para creer en Dios, yo conozco personas que no han sido bautizadas, ni pertenecen a un religión en sí, pero que creen en Dios. Y que no hay necesidad de ir a buscar la salvación a un templo, porque claro dicen, que Dios es omnipresente. 
Hice mi comunión y la confirmación. Y sigo sin saber esos deberes y en verdad no quiero saberlos, pero me siento bien así como estoy ahora.

Reconciliación
Después de hacer la confirmación me mantuve durante muchos años sin pisar una iglesia debido a aquella aversión que desarrollé. Pero hasta hace no mucho he vuelto a pisar las iglesias, me meto a contemplar su arquitectura, las pinturas y todas esas cosas bellas que poseen, a veces, si se puede, me quedo un rato escuchando "la lectura del santo evangelio" y ver toda la ceremonia, me siento ajena a todo ello, es agradable cuando no tienes que hacerlo, me justifico aquí alegando que no puedo hacerlo si no lo siento. Y desde algunas de mis clases en la universidad, las oraciones tienen valor estético y literario (como el Credo, que es la Biblia resumida). Aunque claro que respeto a las personas que crean en Dios, sea cual sea, respeto sus creencias religiosas y costumbres; incluso admiro a aquellas personas cuya fe los mueve a hacer cosas que, sin esa fe, no harían.
Considero que mi reconciliación con la iglesia ha sido a nivel estético, no religioso. Las iglesias católicas, las mezquitas, las sinagogas, los templos budistas, todas estas estructuras son hermosas y uno puede disfrutarlas e incluso reflexionar dentro de ellas sin importar religión, sexo, color, etc.
Tengo una tía que conoció a personas judías (algunas sobrevivientes de la II Guerra Mundial) y la invitaron a una ceremonia en la sinagoga, ella aceptó; también tuvo oportunidad de viajar al Japón en su juventud, me contó que entró a un templo budista y se quedó ahí un largo rato, rezando y reflexionando, y me dijo: "yo le rezaba a mi dios desde un templo budista".

0 comentarios:

Publicar un comentario

Traduce a tu idioma aquí:

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Acerca de la que escribe...

Mi foto
Cuando ustedes se acuestan cansados/as apagan la luz y se vuelven de cara a la pared. Yo siempre he tenido encendida la luz de mi alcoba. Sólo conozco el color del muro en las madrugadas.

**Nota

En esta nota declaro que las entradas marcadas con dos asteriscos (**) no son de mi autoría y/o son recopilaciones de distintas fuentes.


Gracias.

La hora en México...

"Yo acabaré, que me entregué sin arte
a quien sabrá perderme y acabarme..."

Garcilaso de la Vega

Rodolfo Morales

Cien años de soledad...

"Pero la india les explicó que lo más temible de la enfermedad del insomnio no era la imposibilidad de dormir, pues el cuerpo no sentía cansancio alguno, sino su inexorable evolución hacia una manifestación más crítica: el olvido. Quería decir que cuando el enfermo se acostumbraba a su estado de vigilia, empezaban a borrarse de su memoria los recuerdos de la infancia, luego el nombre y la noción de las cosas, y por último la identidad de las personas y aún la conciencia del propio ser, hasta hundirse en una especie de idiotes sin pasado."

Personas coincidiendo en tiempo y espacio

Personas coincidiendo en tiempo y espacio

El secreto de sus ojos

El secreto de sus ojos
"El tipo puede cambiar de todo: de cara, de casa, de familia, de novia, de religión, de Dios... pero hay una cosa que no puede cambiar: no puede cambiar de pasión."

Lectores

Around the world

free counters