"En el amor, en la cárcel o en el hospital, recordemos que afuera hay otros mundos".

Adolfo Bioy Casares




En tu memoria

 02/07/09

Ayer repicaban las campanas de la iglesia. Abrí la puerta de la habitación y ví que ella estaba en la azotea mirando hacia la iglesia. Un día nublado, la misa ya había terminado. No supe quien fue, no pregunté.

Ella observaba lúgubremente lo que acaecía ante sus ojos: una sombra de tristeza desfilando lentamente detrás de la madera hacia la tierra donde se descansa. Lo veía todo desde la azotea. Su boca temblaba. Sus ojos, tristeza.

En mi infancia la ví llorar sola sin esperanza frente a la cruz. Temía no ver el mundo futuro, se irá sin ser lo que quería. Hoy me dí cuenta de que dejé de verla, ayer fue la primera vez después de muchos años, que la he vuelto a ver así, o fue tal vez que yo dejé de mirar hacia adentro y me alejé de aquí... o sus lágrimas se derramaron a través de estos años en que he crecido.
Dejé de mirarla. Yo crecía mientras se consumía su vida.

Y el suceso de ayer le hizo recordar que no tendrá mañana.

Dedicado a mi abuelita
Requiescat in pace
1929-2009


Ahora ella pertenece a la tierra que temía.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Traduce a tu idioma aquí:

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Acerca de la que escribe...

Mi foto
Cuando ustedes se acuestan cansados/as apagan la luz y se vuelven de cara a la pared. Yo siempre he tenido encendida la luz de mi alcoba. Sólo conozco el color del muro en las madrugadas.

**Nota

En esta nota declaro que las entradas marcadas con dos asteriscos (**) no son de mi autoría y/o son recopilaciones de distintas fuentes.


Gracias.

La hora en México...

"Yo acabaré, que me entregué sin arte
a quien sabrá perderme y acabarme..."

Garcilaso de la Vega

Rodolfo Morales

Cien años de soledad...

"Pero la india les explicó que lo más temible de la enfermedad del insomnio no era la imposibilidad de dormir, pues el cuerpo no sentía cansancio alguno, sino su inexorable evolución hacia una manifestación más crítica: el olvido. Quería decir que cuando el enfermo se acostumbraba a su estado de vigilia, empezaban a borrarse de su memoria los recuerdos de la infancia, luego el nombre y la noción de las cosas, y por último la identidad de las personas y aún la conciencia del propio ser, hasta hundirse en una especie de idiotes sin pasado."

Personas coincidiendo en tiempo y espacio

Personas coincidiendo en tiempo y espacio

El secreto de sus ojos

El secreto de sus ojos
"El tipo puede cambiar de todo: de cara, de casa, de familia, de novia, de religión, de Dios... pero hay una cosa que no puede cambiar: no puede cambiar de pasión."

Lectores

Around the world

free counters