"En el amor, en la cárcel o en el hospital, recordemos que afuera hay otros mundos".

Adolfo Bioy Casares




El origen del chocolate**

Este texto también lo pueden hallar en los libros de texto gratuitos que la SEP proporciona. A decir verdad, no sé si lea legal lo que estoy haciendo...

La leyenda del chocolate
Quetzalcóatl bajó a la tierra para enseñar las ciencias y las artes a los toltecas.
Además les dio un árbol para que obtuvieran una bebida que sólo los dioses podían tomar. Pidió a Tláloc que lo alimentara con lluvia, y a Xochiquetzal que lo adornara con flores. Cuando el árbol dio sus frutos, Quetzalcóatl recogió las semillas, las hizo tostar y enseñó a las mujeres a molerlas y a batirlas con agua, para preparar esa bebida, a la que llamaba chocolate.
Los toltecas gozaban del rico chocolate y eran felices. Entonces los otros dioses tuvieron envidia. Para vengarse, llamaron a Tezcatlipoca, dios de la noche y de las tinieblas, y enemigo de Quetzalcóatl.
Quetzalcóatl se enteró de la venganza que los dioses preparaban en contra suya y se puso muy triste.
Tezcatlipoca, disfrazado de mercader, bajó a la Tierra por el hilo de una araña y se acercó a Quetzalcóatl para ofrecerle pulque.
- Con esta bebida te ofrezco la alegría y el olvido de tus penas -le dijo-.
Quetzalcóatl bebió el pulque y se embriagó. Bailó y gritó ante el asombro del pueblo y por fin se quedó dormido. Al despertar se sentía tan avergonzado que decidió regresar a su morada.
En el camino se dio cuenta de que el árbol que le había regalado a los toltecas, antes verde y frondoso, se había transformado en un mezquite seco y espinoso.
Decidió tomar algunas semillas, cultivarlas y dirigirse hacia el mar.
Después, aprovechando un rayo de luz de la estrella de la tarde, volvió a su morada. Por eso el cacao solamente se cosecha en las tierras lejanas donde Quetzalcóatl pasó sus últimas horas en la Tierra.



Fuente de la imagen: Google.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Traduce a tu idioma aquí:

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Acerca de la que escribe...

Mi foto
Cuando ustedes se acuestan cansados/as apagan la luz y se vuelven de cara a la pared. Yo siempre he tenido encendida la luz de mi alcoba. Sólo conozco el color del muro en las madrugadas.

**Nota

En esta nota declaro que las entradas marcadas con dos asteriscos (**) no son de mi autoría y/o son recopilaciones de distintas fuentes.


Gracias.

La hora en México...

"Yo acabaré, que me entregué sin arte
a quien sabrá perderme y acabarme..."

Garcilaso de la Vega

Rodolfo Morales

Cien años de soledad...

"Pero la india les explicó que lo más temible de la enfermedad del insomnio no era la imposibilidad de dormir, pues el cuerpo no sentía cansancio alguno, sino su inexorable evolución hacia una manifestación más crítica: el olvido. Quería decir que cuando el enfermo se acostumbraba a su estado de vigilia, empezaban a borrarse de su memoria los recuerdos de la infancia, luego el nombre y la noción de las cosas, y por último la identidad de las personas y aún la conciencia del propio ser, hasta hundirse en una especie de idiotes sin pasado."

Personas coincidiendo en tiempo y espacio

Personas coincidiendo en tiempo y espacio

El secreto de sus ojos

El secreto de sus ojos
"El tipo puede cambiar de todo: de cara, de casa, de familia, de novia, de religión, de Dios... pero hay una cosa que no puede cambiar: no puede cambiar de pasión."

Lectores

Around the world

free counters