"En el amor, en la cárcel o en el hospital, recordemos que afuera hay otros mundos".

Adolfo Bioy Casares




For no one

 28/11/09

Bueno, si vienes y te dignas en leer esto, sólo quiero decir que como no tengo a quién decir lo que tal vez debería decir y eres el único ser que al menos respira del otro lado de la pantalla, te diré que hay ocasiones, muchas ocasiones en que me he sentido sola, vacía y hasta rechazada, porque no sé cómo responder cuando alguien me rechaza, aunque sea un abrazo o una muestra de afecto que usualmente suelo dar, porque como verás no abrazo a cualquier persona en cuestión que aparezca en cualquier momento de mi vida; y éstos días y muchos más me he sentido rechazada físicamente por personas a quienes suelo dar afecto, como sea, sólo quería expresar que me he sentido vacía por ello y por muchas cosas que yo no puedo entender ni explicarme, aunque ha habido momentos en que le pierdo el sentido tanto al amor, como a la amistad y el dinero, entre muchas otras cosas más, porque desde siempre me he percatado de que nada es para siempre, nada es duradero, pero no lo quería y hasta ahora no he querido aceptar. Y como dice una frase: las personas van y vienen, pero las ideas permanecen.
Y estos últimos días, me dí cuenta de que habrá personas que me necesiten, y el necesitar no implica ni significa querer, porque hay objetos -como una almohada- que uno va a necesitar siempre y no por eso va a querer dichos objetos. Y haciendo esta comparación, me atrevo a compararme con un objeto de uso cotidiano, porque lo más profundo de mi efímera y vana existencia parace valer poco. Porque muchas personas buscan el placer en las apariencias, lo vano y lo superficial. A veces no entiendo qué hacen las personas conmigo o qué hago yo con ellas. Porque ya nadie ni yo, sabemos qué es lo que quiero, aunque a decir verdad, a mí tampoco ya no me interesa qué es lo quieren los que me rodean y acepto que me estoy conviertiendo y he querido ser una persona egoísta y me estoy dejando reprimir bajo el yugo del orgullo y el egoísmo.
Bien, ya me estoy desahogando y ojalá hicieras lo mismo, pero mientras escribo esto sé que no estás en estos momentos leyendo lo anterior y no sé si alguna vez te has sentido así. Pero la verdad ya no quiero quedarme aquí, tengo sueño y lo mejor es irme ya a dormir, porque incluso el no dormir, comienza a fastidiarme y deprimirme más de lo que usualmente me causa, porque no puedo encontrar ni un poquito de paz, ni un poco de afecto o calor físico sentada frente a una pantalla que es más gélida que mis manos en invierno y que me muestra cosas sin sentido.
Te escribí esto porque espero que no te conviertas en esas personas sordas que sólo hablan e ignoran, porque créeme, yo conozco a personas así y he tenido que lidiar con ellas, incluso diariamente

0 comentarios:

Publicar un comentario

Traduce a tu idioma aquí:

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Acerca de la que escribe...

Mi foto
Cuando ustedes se acuestan cansados/as apagan la luz y se vuelven de cara a la pared. Yo siempre he tenido encendida la luz de mi alcoba. Sólo conozco el color del muro en las madrugadas.

**Nota

En esta nota declaro que las entradas marcadas con dos asteriscos (**) no son de mi autoría y/o son recopilaciones de distintas fuentes.


Gracias.

La hora en México...

"Yo acabaré, que me entregué sin arte
a quien sabrá perderme y acabarme..."

Garcilaso de la Vega

Rodolfo Morales

Cien años de soledad...

"Pero la india les explicó que lo más temible de la enfermedad del insomnio no era la imposibilidad de dormir, pues el cuerpo no sentía cansancio alguno, sino su inexorable evolución hacia una manifestación más crítica: el olvido. Quería decir que cuando el enfermo se acostumbraba a su estado de vigilia, empezaban a borrarse de su memoria los recuerdos de la infancia, luego el nombre y la noción de las cosas, y por último la identidad de las personas y aún la conciencia del propio ser, hasta hundirse en una especie de idiotes sin pasado."

Personas coincidiendo en tiempo y espacio

Personas coincidiendo en tiempo y espacio

El secreto de sus ojos

El secreto de sus ojos
"El tipo puede cambiar de todo: de cara, de casa, de familia, de novia, de religión, de Dios... pero hay una cosa que no puede cambiar: no puede cambiar de pasión."

Lectores

Around the world

free counters